martes, 17 de marzo de 2015

Volver de volver.

Una mudanza está dentro de los tres hechos más movilizadores dijo Rossina.
Siempre adoré mudarme. Viajaba liviana.
En este último traslado mi carga fue mucho más pesada. No he hablado de mi mudanza realmente. No hablé de las millones de lágrimas que dejé en ese asiento del lado del pasillo. No hablé de los kilos de grasa que deseché, no hablé de la decena de muebles que me siguieron en esa ruta a los tumbos, mutilándose unos a otros, desgastándose como no lo habían hecho en años.
No hablé de las horas de terapia, del abandono de mi perra, del olvido de la huerta.
No hablé realmente por que lo viví.

Como dice un amigo hay que vivir el dolor intensamente como vivimos los momentos felices y yo me dediqué a eso por un tiempo. Me dediqué a perder. Me convertí en la campeona de las pérdidas, hice un estandarte de todas las cosas que consideraba ya no eran mías. Yo ya no vivía más ni acá ni allá.  Era dueña de ningún lugar.
En ningún lugar encontré el desapego y comprendí que nada fue realmente mío, y fui dura. No había de quien despedirse, ni a quien olvidar. Todo seguía en el lugar exacto, eternamente en movimiento. Era yo la que me había mudado.
Como una serpiente mudé mi piel para que con ella se adornen conversaciones del pasado, dejé en ella la construcción de los recuerdos y llevé conmigo las nuevas picaduras, las nuevas presas, los nuevos enemigos. Mutando es que encontré la salida y las cosas comenzaron a brotar en mí nuevamente cuando decidí volver a ponerles atención. Todo estaba ahí esperándome, yo había vuelto.






5 comentarios:

Teresa dijo...

Un escrito precioso. Saludos.

Anónimo dijo...

Excelente caro , se me cayo un lagrimon, sos un ejemplo. - Olfer.

Ana Lucía dijo...

Me encantó! Cuanta verdad =)

Maruxa dijo...

Bien venida.
Que las rosas de la Ventura sean tus compañeras para siempre!!!
Tan lejos y tan cerca.
Un fuerte abrazo de tu amiga
Maruxa

Carola dijo...

Muchas gracias Teresa.
un gran saludo!


Hola Diego!
nose si para tanto pero me gusta haberte emocionado.
abrazo!

Muchas gracias Ana Lucia. se ve que debemos haber compartido alguna experiencia similar.
gran abrazo

Maruxa!
que lindo leerte! si por mi fuera haría una alfombra mágica de rosas para ir a visitarte.
besotes!
Carola